Protege tu toldo en invierno

Los toldos son sumamente útiles, en especial durante los días más soleados y calurosos. Aunque son bienvenidos durante el verano, el toldo exterior también ofrece funcionalidad y practicidad en otras épocas del año. Incluso durante el otoño o invierno, en ocasiones hay días de intensa radiación solar y es cuando el uso de un toldo es muy deseable. Protegen también de las lluvias, del granizo y de las ventiscas, incluso ofrecen un espacio de intimidad. Pero todas estas bondades deben de ser bien correspondidas sabiendo cómo proteger tu toldo en invierno.

En Toldos.es no solo te ofrecemos una gran variedad de toldos, marquesinas o pérgolas de madera con toldo. También te damos los mejores consejos para que tu toldo se mantenga en buenas condiciones en invierno y durante todo el año. No olvides que un toldo bien cuidado te durará más tiempo en buenas condiciones, además de que gastarás mucho menos en reparaciones. Y en caso de que tengas dudas con respecto al mantenimiento de tu toldo, con gusto las resolveremos.

Cuida tu toldo en invierno

En Toldos.es vendemos toldos de alta calidad, resistentes a diferentes climatologías. Por eso en invierno siguen siendo totalmente funcionales, porque también favorecen el aislamiento del frío de la temporada. Esto hace que tu vivienda se mantenga a una temperatura adecuada, sin tener que depender tanto de la climatización. Durante la temporada invernal, puede haber algunas lluvias y heladas. Incluso ventiscas que pudiesen dañar a tu toldo.

Por eso, el primer consejo es que evites lo más posible, la humedad. Sí, es verdad que para eso es el toldo y que en invierno no es raro que llueva. Sin embargo, una vez que deje de llover, no debes recogerlo hasta que esté seco por completo. De lo contrario, lo que harás es que se quede la humedad en los pliegues y se forme un detestable moho. En el caso de que no pienses utilizar el toldo en absoluto, aplica la misma regla: recogerlo cuando esté seco.

Otros consejos para cuidar de tu toldo en el invierno 

En el caso de los toldos cofre, cuya estructura de aluminio ayuda a recoger el toldo, resulta una elección muy conveniente para evitar la formación de humedad interna. Otra opción es la instalación de un tejadillo de aluminio, cuyo montaje es relativamente sencillo y protege tanto a toldos cofre como a otros modelos. Sin duda es una buena manera de proteger tu toldo durante el invierno y no gastar mucho dinero.

Por supuesto, es importante que verifiques la climatología del lugar donde habitas. Si sabes que se aproxima una racha de viento importante o exceso de lluvia, mejor que tengas precaución y recojas tu toldo para evitar daños. Por otra parte, también puedes aprovechar antes de que empiecen a bajar las temperaturas para hacer el mantenimiento a tu toldo. Esto se refiere a limpiarlo con un aspirador de manera periódica, retirando todo tipo de suciedad.

Si está muy sucio, un buen quitamanchas será de gran utilidad para dejarlo en muy buen estado. Pero un lavado con agua jabonosa, por lo general, funciona bastante bien para retirar buena parte de la suciedad acumulada y las manchas. Utiliza una manguera para enjuagar bien y utiliza un cepillo para tallar -con cuidado- ahí donde haya manchas o suciedad. Incluso si empiezan algunas manchas de humedad, esto bastará para mantenerlas a raya.

Cuida de tu toldo durante la época invernal

En el caso de que tengas un toldo con faldón, también es mejor retirar las tapas laterales de la barra de sujeción. De esta forma protegerás tu toldo y también el resto de sus estructuras. Además de considerar la instalación de un tejadillo de aluminio, otra opción es colocar una lona impermeable que puede ponerse y quitarse cuando necesites utilizar tu toldo. Si cayó una helada, tendrás que esperar a que se descongele el toldo y por supuesto, que también se seque, para evitar se dañe.

Por supuesto, es recomendable adquirir toldos de excelente calidad, cuyos tejidos resistan bien las condiciones climatológicas adversas. Recuerda que si te pilló la lluvia, no debes recoger el toldo y esperar hasta que se seque por completo. Si sabes que lloverá intensamente, es mejor que con anticipación lo recojas para evitar que se acumule agua que incluso dañen el tejido. En Toldos.es te damos los mejores consejos para cuidar y proteger a tu toldo en invierno y todo el año. Si requieres de asesoramiento, cambiar tu toldo por uno nuevo, cambiar de mecanismo o personalizarlo, con gusto te ayudaremos al respecto.

Nuestro lema es: “Si me dices el lugar de instalación del toldo, te doy una recomendación”. Encuentra en nuestro catálogo todo tipo de toldos para terraza, para jardín, para balcón, para negocios, en diferentes modelos, telas y funcionalidades. Consulta a nuestros expertos sobre el mejor toldo para tu espacio y el tipo de lona idónea a colocar.

Solicita un presupuesto de toldos sin compromiso. Encuentra en nuestra web al profesional más cercano a ti.

avatar-testimonial-courses

Más de 200000
Valoraciones de 5 estrellas

5-stars-white

Valorado 5/5 por 200000 clientes

Leave A Comment

Related Posts