Lo mejor para la suciedad derivada de la contaminación atmosférica es limpiarla con un cepillo seco periódicamente. Las manchas puntuales en tejido y aluminio se limpian con agua aproximadamente a 30 grados y un detergente neutro para prendas delicadas. Enjuagar varias veces y dejar secar.

En caso de vientos fuertes y lluvias torrenciales, deberá recoger el toldo para evitar daños mayores. Los toldos están ideados para protegernos del sol, nunca para situaciones de lluvia y/o viento.

Es importante recordar que, si recogemos el toldo mojado tras una jornada de lluvias moderadas, debemos más tarde dejarlo secar para no provocar manchas de moho verde en el tejido.

avatar-testimonial-courses

Más de 200000
Valoraciones de 5 estrellas

5-stars-white

Valorado 5/5 por 200000 clientes

Leave A Comment

Related Posts